Viernes, 15 Abril 2011 06:41

Frecuencia Sexual

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

La pregunta acerca de cuál es la medida apropiada para el sexo, es una inquietud que está presente en casi todas las personas. El cuestionarse si se es normal o no en este aspecto, es una pregunta que en algún momento todas las personas nos la hemos formulado.

Lo que debemos tener en cuenta es que normalmente este interrogante se presenta cuando hay alguna dificultad, disconformismo, o malestar con la vida sexual, ya que es lógico inferir que quien está satisfecho con algo no se cuestiona acerca de ello.

Debemos tener en cuenta que la relación con la propia sexualidad es un aspecto que se construye a partir de las experiencias de vida, la historia personal, la instalación de permisos o prohibiciones paternos y/o sociales ligadas con la vida sexual, además de la ausencia o presencia de situaciones traumáticas libadas con la sexualidad. De tal manera se va construyendo en el individuo un "modelo sexual" que lo hará más o menos proclive a disfrutar o a padecer la vida sexual. Esto se entiende fácilmente, ya que no es lo mismo acceder a lo placentero de la sexualidad para quien ha sido objeto de una educación sexual represiva o que ha sido víctima de algún tipo de violencia sexual, al de aquella persona que ha gozado de una buena predisposición familiar que le facilite el acceso a una sexualidad sin problemas, así como de buenas experiencias sexuales.

Si se entiende este aspecto, que determina la predisposición individual para gozar o sufrir el sexo, vemos que la situación se complejiza cuando se trata de armonizar los respectivos modelos de dos personas al formar una pareja.

Es por ello que a veces, se encuentran dos personas que tienen distintos esquemas sexuales, los que a veces son extremos opuestos. Cuando esto ocurre, se producen normalmente un sinnúmero de acusaciones mutuas, tendientes a probar que el que está equivocado es el otro, ya que cada uno de nosotros considera que su respuesta sexual es "la normal"

Pero cuál es esa frecuencia "normal"?, se preguntará el lector.

En principio, debemos decir que no existe un parámetro rígido de normalidad, pero sí podemos decir que existen rangos de frecuencias mínimas, que van a estar en relación directa con la edad y que han sido establecidas en función de estadísticas mundiales de frecuencias sexuales.

De cuerdo a esas mínimas de sexo, podemos nombrar, que es habitual que una pareja compuesta por dos personas de entre 20 y 30 años, tengan sexo entre dos o tres veces por semana. Estamos hablando de una pareja que no tenga grandes conflictos y que puedan disponer de un escenario habitual para hacer el amor sin problemas; esto lo puntualizo porque en el caso de las parejas no convivientes, esta frecuencia es más irregular, ya que la falta de un espacio de intimidad, a veces disminuirá esta frecuencia, y otras veces, la ocasión hará que aumente.

Para una pareja que ronde entre los 30 y 40 años, esa frecuencia desciende a 1,8 a 2 veces por semana. En este caso, vemos que la urgencia no tan intensa como a los 25, con lo que el sexo se transforma en un espacio para disfrutar.

Cuando se llega a los 50/ 60 , esta cifra sigue descendiendo hasta la relación semanal.

Y a partir de los 60/70, oscila alrededor de 2 a 3 veces por mes, cifra que sigue su descenso a partir de los 70/80 años, donde se tiene sexo alrededor de 1 o 2 veces por mes

Recordemos que en todos los casos estamos hablando de frecuencias mínimas, lo que se llama "el piso del sexo", pero de que ninguna manera indican que quien no esté dentro de estas cifras, necesariamente deben ser considerados "anormales". Esto me interesa puntualizarlo, ya que el mejor parámetro para medir el rendimiento sexual de una persona o una pareja, es el placer obtenido de la relación sexual y no la cantidad de las mismas.

Pero de todas maneras, es importante recordar que el descenso en la frecuencia sexual a medida que se aumenta en edad, está ligado con el envejecimiento general lo que provoca un enlentecimiento de todas las funciones biológicas, pero también tiene su incidencia en este descenso, la modificación del vínculo de la pareja, que transita desde la pasión inicial a una forma de vincularse más tranquila, donde la seguridad, la estabilidad, el afecto y la ternura reemplazan al ímpetu pasional de los priemros tiempos del amor.

Es por ello que no deba extrañarnos, que los parámetros mencionados de sexo sufran grandes variaciones cuando una persona de edad media o madura, inicia una nueva relación con otra persona, por ejemplo después de una ruptura o divorcio: seguramente la media de la vida sexual será más parecida a la de las parejas jóvenes que a las de su edad cronológica.

Uno de los problemas más frecuentes en la consulta es la discrepancia entre las apetencias sexuales de una pareja, donde necesariamente, uno de los dos va a frustrar o presionar al otro para que se amolde a sus necesidades. La solución para este problema requiere de un correcto diagnóstico que responda a ciertos interrogantes, como por ejemplo, si alguno de los dos padece o no de una disfunción sexual, si la pareja está atravesando una crisis encubierta que se expresa en al vida sexual, o cualquier otro motivo de los tantos que pueden llevar a un descenso de las frecuencias habituales para la pareja que consulta.Como casi siempre ocurre, encontrando las causas, encontraremos la solución al problema que los llevó a consultar.

Quisiera finalizar este tema diciendo que cuantas más veces haga el amor una persona en las primeras etapas de su vida, es más probable que de adulto tenga y mantenga una de las frecuencias más altas para su edad cronológica.

Leer 3097 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Más en esta categoría: Fantasías Sexuales »

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes