Los nuevos matrimonios

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Autora: Lic. Elda Bartolucci

El nuevo matrimonio es el resultado de una elección efectuada por adultos. Los conflictos de intereses suelen ser inevitables, ya que la pareja se elige, pero a sus respectivos hijos se les impone la figura de madrastra o padrastro.

El problema es construir una identidad propia. El error más frecuente es tratar de asimilar el modelo de primera familia, es decir que los padres tratan que la nueva familia se parezca lo más posible a la primera.

El proceso de transformarse en una armoniosa familia ensamblada requiere atravesar una serie de etapas:

1 ) La etapa de la Fantasía: es un momento de rescate romántico, donde la fusión parece no sólo posible, sino idealizada. Incluir la pareja de mamá o papá puede ser una novedad pero indudablemente representa un desafío familiar.

2 ) La Asimilación: etapa donde pueden aparecer sentimientos de rechazo, celos, resentimiento y culpa en algunos de los integrantes, sean adultos o hijos.

3 ) Esta etapa de Toma de conciencia es cuando la pareja comienza a entender lo que está sucediendo. Aparecen a la luz los conflictos.

4 ) Al tener conciencia de ellos, la pareja busca el apoyo externo para intentar solucionarlos. Esta etapa se denomina Movilización. Pueden ser consejos profesionales o experienciales

5 ) La etapa de Acción consiste en articular necesidades personales y grupales para encontrar soluciones a los conflictos, pudiendo pactar acuerdos entre las partes.

6 ) Esta fase denominada Contacto, permite ir logrando la aceptación del extraño/a y la paulatina incorporación de esta persona al nuevo grupo familiar.

7 ) Finalmente, la etapa de Resolución con creciente familiaridad y confianza necesaria entre los diversos miembros de esta familia, seguramente con muchas cicatrices cada uno. Se ha llegado a un punto en el que todos pueden escucharse mutuamente y colaborar estableciendo pautas para una armoniosa convivencia.

Este proceso de siete etapas lleva bastante tiempo y puede ser abortado si alguno de los integrantes de la nueva familia se estanca en alguna de las mencionadas etapas, en especial en las primeras. En este caso, la convivencia no será la mejor alternativa y es conveniente buscar otras maneras para sostener la pareja, renunciando a la formación de una familia hasta que no cambien algunas condiciones.

La integración es mejor si:

  • Ha transcurrido un tiempo prudencial entre el divorcio ( 3 a 5 años) y la nueva pareja y se ha negociado satisfactoriamente con el ex todos los aspectos relativos al divorcio

  • La pareja tiene un hijo propio

  • Los niños son pequeños, ya que la edad más conflictiva suele ser la adolescencia

  • Los hijos pueden mantener contactos satisfactorios y relacionarse con todos los miembros de su familia anterior

  • Si el cónyuge ha fallecido que si está divorciado

  • El presupuesto económico es desahogado

  • Se busca ayuda terapéutica para ayudar a organizar el nuevo grupo familiar.

Leer 1950 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Abril 2011 10:13
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes