IES

IES

Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

DSI (Deseo Sexual Inhibido) o Bajo Deseo Sexual

Si bien ambos términos no son sinónimos, la afección es muy similar. En el primer caso hablamos de una inhibición total del deseo sexual, es decir, hay ausencia total de deseo sexual, y en el segundo se observa una importante disminución del mismo.

Las personas que padecen DSI, directamente no tienen interés en el sexo. Es frecuente que estas personas nieguen al otro y a sí mismas el tener un problema. Así, suelen poner su energía sexual en otras áreas: en el trabajo (a veces son adictos al mismo), en la paternidad, en una militancia política, sindical o religiosa, entre otros. Respecto a su incidencia, se presenta en los consultorios cada vez con mayor frecuencia. De la cantidad de pacientes que padecen disfunciones sexuales, un 40 % de ellos sufren de DSI.

Generalmente, las personas que padecen estas disfunciones disfrutan de las relaciones cuando las tienen, pero tibiamente. Suelen evitar, a veces durante muchos meses el encuentro sexual, sin motivos aparentes para hacerlo.

El individuo hipoactivo se comporta como si sus circuitos sexuales hubieran sido cerrados: en las ocasiones en que se activan, algunos a veces lo hacen mecánicamente, alcanzando el orgasmo, pero con poco placer. Eso es lo que ocurre generalmente en el hombre con déficit del deseo sexual, cuyo signo principal es la baja frecuencia de la actividad sexual.

Se presenta tanto en hombres como en mujeres, y en ambos casos es posible realizar un tratamiento especifico con elevados indices de exito y efectividad.

 

Se puede definir la eyaculación retardada como una inhibición específica del reflejo eyaculador.El componente erectivo se encuentra intacto, mostrándonos claramente la naturaleza bifásica de la respuesta sexual.

Se la podría comparar con la anorgasmia femenina, donde, aunque la persona reciba la suficiente estimulación y esté deseosa de lograr la relajación orgásmica, es incapaz de lograrlo.

Se presenta en distintos niveles de gravedad. En sus formas más leves, la situación se encuentra ligada a componentes ansiógenos y a veces, en relación con la pareja. Es habitual que haya hombres que no pueden eyacular con una pareja y sí pueden hacerlo con otra. En otros casos, la eyaculación puede lograrse manualmente, con la misma compañera, y en otros, el hombre debe retirarse para procurarse él mismo el orgasmo.

En los casos más graves, el hombre nunca ha podido eyacular, ni solo ni acompañado y eso se denomina Anaeyaculación.

Según Masters, algunos pacientes sufren este problema por causas orgánicas que impiden que el bulbo uretral posterior  se llene normalmente con el líquido seminal durante la fase de emisión. Cita la diabetes, las enfermedades prostáticas y la cicatrización de la uretra posterior por la gonorrea como agentes causales. También puede estar afectada por el uso de ciertas drogas, como el Meleril y las drogas antihipertensivas.

Las causas psicológicas de esta disfunción no son distintas de las que  generan otros problemas sexuales. Pero habitualmente  se presenta en casos donde el temor al embarazo de la compañera es un factor importante de inhibición o la hostilidad hacia ésta imposibilita que el hombre le entregue su semen.

En muchos otros casos,  existen dificultades con la identidad sexual., pudiendo encontrar con una  terapia  profunda, indicios de homosexualidad egodistónica.

También en algunos casos, una experiencia traumática queda asociada con la eyaculación, y la respuesta sintomática es la aparición de la impotencia eyaculatoria.

El tratamiento de esta disfunción no es tan sencillo, ni tan corto como el de la eyaculación precoz;  habitualmente se requiere de una psicoterapia más profunda para encontrar las causas que la generan:  en otros casos, con sencillas maniobras sexológicas se pueden lograr algunos resultados satisfactorios.

 

La Eyaculación Precoz es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en el hombre. Su etiología es siempre psicológica, conjuntamente con un problema de aprendizaje que luego se sistematiza como acto reflejo.

Una de las causas principales suele ser el haber aprendido con culpa a masturbarse o el haberse iniciado con prostitutas o con una pareja en situación de clandestinidad. Esta forma de iniciar la vida sexual hace que la actividad sexual (sea el coito o la masturbación) se practiquen con mucho apuro para evitar ser descubierto, razón por lo que el individuo no se centra en sus sensaciones placenteras, sino que está pendiente de lo que ocurre alrededor.

El paciente con esta disfunción alcanza el clímax tan rápidamente que la relación sexual es con frecuencia decepcionante para ambas partes. La causa es la carencia de un adecuado control voluntario sobre el reflejo eyaculatorio.

Un hombre normalmente puede regular el orgasmo y hacerlo venir cuando desee, pero el eyaculador precoz tiene un umbral muy alto de excitación y eyacula en forma refleja, en algunos casos críticos, aún antes de penetrar.


Helen Kaplan ha formulado la hipótesis de que el eyaculador precoz no ha aprendido la continencia eyaculatoria porque no es consciente de las sensaciones premonitorias del orgasmo. Debido a la extrema ansiedad que suele acompañar este cuadro, el hombre está más pendiente de la eyaculación o de la respuesta de su pareja, que de su propio placer. Por lo tanto, al no percibir dichas sensaciones, le resulta imposible el control.


La hipótesis de Kaplan y las formulaciones anteriores de M & Johnson han hecho posible que el tratamiento de la eyaculacón precoz sea uno de los más exitosos de las terapias sexuales. La terapia está basada en la detección de esas sensaciones que llevan al reflejo eyaculatorio y al control voluntario de las mismas.

De todas las disfunciones sexuales resulta ser la que mejor pronóstico presenta en relación a resultados y tiempos de tratamiento. Suelen ser en la mayoria de los casos terapias breves y exitosas ya que se basan en una reeducación del reflejo eyaculatorio. La terapia puede ser realizada en forma individual como en pareja, siendo esta última la que más rápidos avances logra en la mayoría de los casos.

 

Esta forma de disfunción sexual masculina de puede dar desde su forma más benigna, a través de algún episodio ocasional o breve (casi siempre secuandaria ), hasta la forma más severa de impotencia irreversible. Se calcula que aproximadamente la mitad de la población masculina sufre alguna vez en su vida de algún episodio de impotencia. Por el contrario, las formas más graves de la misma, son de escasa incidencia entre los hombre.

Las dificultades de la erección se pueden dar en todas las edades. Si bien, habitualmente las causas que la generan pueden ser, de acuerdo a la edad, de mayor incidencia de los factores orgánicos o psíquicos.

En el pasado se creía que todas las causas de origen psíquico eran inconscientes, pero en la actualidad se le da mucha importancia a las causas centradas en la pareja y su funcionamiento. Muchos problemas de la erección son causados por emociones y fácilmente corregibles trabajando con ellas. Así, vemos como la ansiedad de desempeño, el miedo al fracaso,  la anticipación de la impotencia, una excesiva preocupación por otras situaciones, la culpa por no hacer gozar a su mujer y el sentimiento de impotencia en otras áreas son las causas psicológicas más frecuentes que la causan.

Entre las causas orgánicas más frecuentes hay que contar la tensión y la fatiga, la diabetes, un bajo nivel de andrógenos,  el uso de antihipèrtensivos,  una enfermedad debilitadora, el uso y abuso de narcóticos y alcohol, enfermedades vasculares, la enfermedad de Peyronie, la esclerosis múltiple,  o tumores.

La situación clínica de cada paciente debe ser evaluada individualmente para determinar cuál es la causa  y planificar la terapia correspondiente.

En casos de organicidad, la terapéutica puede llevar desde la prescripción de el uso de drogas vasodilatadoras de administración oral (Viagra u  otros) o vasoactivas localizadas inyectables,   el uso de las bombas de vacío,  o el implante de prótesis peneana en casos de irreversibilidad.  Algunos casos muy leves de fuga venosa, se pueden atenuar con el uso de los  modernos anillos peneanos.

Cuando la causa es  psicógena, las terapias sexuales  son el instrumento más adecuado para restablecer la normalidad.

 

Directora de Docencia

 

Títulos

Maestra Normal Nacional, Buenos Aires, Año 1962

Profesora Secundaria, Normal y Especial en Filosofía, Buenos Aires, Año 1972

Educador Abierto, Universidad Nacional de Mar del Plata, Año 1988.   

 

Cargos y Membrecías

Fue Integrante del Departamento de Enseñanza Especializada del Instituto Nacional de Epidemiología “Dr. Juan H. Jara” en el Programa de Elaboración de Módulos del “Curso de Epidemiología para Enfermeras Diplomadas y Asistentes Sociales por Educación a Distancia, Años 1981-1983

Fue Colaboradora en el Departamento de Enseñanza Especializada del Instituto Nacional de Epidemiología “Dr. Juan H. Jara” -  Elaboración y Preparación de Módulos del Curso de Epidemiología Integrado a los Servicios de Salud”, desde 1984

Fue Subrogante del Departamento de Enseñanza Especializada del Instituto Nacional de
Epidemiología “Dr. Juan H. Jara”
, desde Setiembre de 1986, a cargo de la organización y programación de Cursos y Post-grado y Cursos por Educación a Distancia, para integrantes del Equipo de Salud.

Fue Integrante del Programa de Enfermedades de Transmisión Sexual y SIDA del Instituto
Nacional de Epidemiología “Dr. Juan H. Jara”
, desde el Año 1981

Fue Jefa del Departamento de Enseñanza Especializada del Instituto Nacional de
Epidemiología “Dr. Juan H. Jara”
, desde diciembre de 1991

 

 

 

Titulo de Grado

Médíco, Graduado en la Facultad de Medicina de la U.N.L.P (Universidad Nacional de La Plata, Año 1987

 

Título de Posgrado

Especialista en Ginecología y Obstetricia, Colegio Medico de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, Año 1992

 

Cargos y Membresías

Es Miembro Titular de la Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad

Es Socio Fundador de la Sociedad Argentina de Cirugía Laparoscópica.

Es Presidente de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Mar del Plata

Es Médico del Servicio de Obstetricia del Hospital Especializado Materno Infantil de Mar del Plata desde el año 1991

Es Coordinador General del Programa de Fertilización in vitro Grupo Fertilis.

Es Médico fundador del Servicio de Anticoncepción del Hospital Especializado Materno Infantil

1º Premio al Trabajo de Ginecología: “información Sexual y Adolescencia”. Otorgado por el Congreso de la Federación Nacional de Residentes de Ginecología y Obstetricia, Año 1988.


Contacto:

Consultorio particular

Rivadavia  3222 2º C

Te: (0223) 495-3373

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Estudios de Grado

Lic. en Psicología - Universidad Nacional de Mar del Plata. Año 2001



Estudios de Posgrado

Educador Sexual, I.E.S (Instituto de Educación Sexual de Mar del Plata), Año 1998

Maestría en Psiconeuroendocrinología, Universidad Favaloro, Año 2005

Programa de Actualización en Sexología Clínica, Facultad de Medicina, U.B.A, Año 2006

Curso Teórico Práctico de Terapia Sexual Cognitivo Comportamental, Facultad de Medicina, U.B.A, Año 2008

Curso Teórico Práctico de Terapia Sexual Cognitivo Comportamental, Academia Internacional de Sexología Médica, Año 2008

 

Cargos y Membresias

Es Integrante de la Fundación PROSAM (Programas para la Salud Mental) desde 1998

 

 

 

Titulo de Grado

Médico, Graduado en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, Año 1985

 

Títulos de Posgrado

Especialista en Urología, título otorgado por el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, IX Distrito, Año 1990.

Especialista en Urología, título otorgado por la Sociedad Argentina de Urología, Año 1994.

Certificación como Médico Urólogo, otorgado por el Consejo de Certificación de Profesionales Médicos de la Academia Nacional de Medicina, Año1994.

Especialista Jerarquizado en Urología, título otorgado por el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, IX Distrito, Año 1997

 

Cargos y Membrecías

Es Especialista Consultor en Urología

Es Docente de la Catedra de Urología de la Facultad de Medicina de La Plata, Sub-sede Mar del Plata

Es Coordinador Departamento de Disfunciones Sexuales de Diagnóstico Urológico Mar del Plata

Es Miembro Titular de la “Asociación Rioplatense de Anatomía” desde el año 1982

Es Miembro  Adherente de la” Sociedad Argentina de Urología” desde el año 1988

Es Miembro Adherente de la “Sociedad Argentina de Sexología” desde el  año 1991.

Es Miembro Adherente del “Consejo Argentino de Salud Prostática” desde el año 1995.

FueVocal Titular de la Comisión Directiva de la “Asociación Marplatense de Sexología y Educación Sexual desde el año 1996

Es Miembro de la “Confederación Americana de Urología”, desde el añp 1988.

Contacto:

Consultorio: Rivadavia 3222 4º B - Mar del Plata - Tel: (0223) 493- 5750

e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla / sitio web: www.diagnosticourologico.com

 

Lic. en Psicología - Sexóloga Clínica

Afiliada a FLASSES (Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual)

 

 

Ha participado activamente en encuentros, jornadas y congresos locales, nacionales e internacionales sobre Psicología y Sexología.

Formada en Psicoterapia Cognitiva, Sistémica y Constructivista

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Próximo > Fin >>
Página 8 de 9
Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes