Viernes, 14 Enero 2011 06:48

Educación Sexual en 1º y 2º ciclo EGB

Escrito por 
Valora este artículo
(12 votos)

Autora: Lic. Elda Bartolucci

Cuando el chico llega a la escuela ya tiene un camino recorrido en su educación sexual. Ha recibido información (correcta o incorrecta) dada por adultos o por otros niños. Si bien la escuela puede no dar información sexual y desentenderse de ella, igualmente participa como agente de educación sexual.

Las escuela incide en la educación sexual de múltiples formas: por ejemplo, por el tipo de actividades prácticas que elija para varones y mujeres; si la escuela es mixta, influye por la manera de regular la separación espontánea que en determinadas edades de produce entre niños y niñas, el tipo de interrelación que proponga, los juegos y deportes que se disponga para cada sexo, etc.

También ejercen influencia las propias actitudes del maestro frente a lo sexual, si bien en menor medida que la ejercida por las actitudes parentales. Los niños las infieren a partir de la modalidad con que el docente se refiere al cuerpo y sus funciones, sus opiniones respecto de la conducta observada en niños y niñas, el tipo de sanciones que emplee, etc.

Tanto la cautela como el temor de la escuela con respecto a los temas sexuales es captado por los niños y muchos de ellos confirman la peligrosidad de lo sexual cuando en las familias respectivas ya han vivido la misma situación.

En síntesis, la escuela solo puede plantearse si brinda información sexual o no lo hace, pero no puede dejar de dar educación sexual.

La oposición que encontró el tema de la educación sexual en la escuela ha ido disminuyendo notablemente, No obstante aún persiste cierta oposición a que la educación sexual se incluya como parte del contenido sistemático escolar. Quienes participan de esta oposición mantienen uno o varios de los siguientes argumentos:

1) Los docentes no están capacitados para dar educación sexual.
2) La educación sexual es de competencia de la familia y no de la escuela.
3) La inclusión de la educación sexual como parte del contenido curricular reforzaría la ideología del sector social del cual proceden los docentes.


Con respecto al primer argumento es necesario señalar nuevamente que el docente, quiera o no, está dando educación sexual. Por otro lado, si se refiere a la falta de capacitación por parte de los docentes, no hay que olvidar que pueden capacitarse. Además, ignorar la educación sexual puede ser la forma de mantener actitudes poco deseables, mientras que el abordaje de la problemática de la sexualidad desde el terreno pedagógico puede iniciar un camino de transformaciones.

El segundo argumento considera que la educación sexual es competencia solamente de la familia. Sin duda, la educación sexual que da la familia como experiencia vital es el núcleo de mayor influencia en la organización de la sexualidad del individuo. Pero los otros agentes educadores también dan educación sexual espontáneamente: los medios de comunicación, las iglesias, los clubes, la escuela, etc.
Si el argumento considera educación sexual como sinónimo de información sexual, significa que es de competencia familiar decidir dar o no información sexual. Sucede que hay familias que tienen como único referente para tomar una posición la experiencia personal de los padres, sin posibilidades de acceder a otras fuentes de información. Aún si quisieran revertir la experiencia personal donde la información estuvo ausente, no encontrarían con facilidad la información a transmitir. La falta de la palabra adecuada puede hacer surgir nuevamente el silencio, aunque el deseo de los padres sea otro.

Por último, el tercer argumento es esgrimido por quienes no están de acuerdo con las normas y valores que sustenta la escuela a través del personal docente. No obstante, aunque la educación sexual sistemática no sea incluida en la escuela, la ideología del maestro se manifiesta a través de la educación sexual no sistemática que el docente efectúa.

Cuando una escuela se dispone a incluir la educación sexual en la enseñanza sistemática significa que será abordada en forma graduada, es decir, conforme a las diversas etapas del desarrollo de los niños; que tenderá hacia el logro de objetivos predeterminados; que seleccionará contenidos y empleará metodologías adecuadas. Es posible que tenga cabida en el curriculum escolar y transcurra dentro del horario previsto para la actividad escolar, o bien que se planifique como actividad extracurricular.

Cualquiera sea la alternativa elegida, los aspectos a tener en cuenta son:

* Ideología que orientará la tarea y fundamentará los objetivos.
* Explicitación de los objetivos.
* Análisis del aprendizaje en los niños. Intereses y motivaciones según la etapa de desarrollo.
* Selección de los contenidos.
* Capacitación de los docentes
* Selección de metodologías, materiales, técnicas de evaluación.
* Planificación de la implementación.
* Programación de la tarea con padres.
* Evaluación y ajustes periódicos.


Los objetivos en educación sexual, pueden clasificarse en dos grandes categorías: los relativos a la información sobre sexualidad y los que orientan la formación de actitudes hacia la sexualidad. La separación no es taxativa, sino que se basa en la dominancia de uno u otro tipo de objetivos que se persigan a través de las actividades propuestas.

Se pueden mencionar los objetivos centrales que orientan la educación sexual sistemática, a los que se les agregan aquellos que expresen aspectos particulares de diversas ideologías. Los ligados a la información son:

a) Adquisición de conocimientos anatómicos y fisiológicos de la sexualidad, conforme a la etapa del desarrollo de los niños.
b) Revisión de los aspectos socioculturales vinculados a la sexualidad en nuestra cultura.
c) Conocimiento de la sexualidad como expresión del amor en la pareja humana.


Estos tres objetivos generales ligados a la información ayudan también al cumplimiento de los objetivos vinculados a la formación de actitudes hacia la sexualidad en la medida que:

1) Permitan incorporar lo sexual a través de lo cognitivo en la elaboración de la propia identidad, como un elemento valorado y respetado.

2) Permitan reconocer al otro sexo con tanto valor y respeto como al propio. A esos dos objetivos que marcan la dirección de la formación de las actitudes se pueden agregar otros que no están tan ligados a la información, sino a la forma de la convivencia diaria de los niños y los adultos en el ámbito escolar:

3) Estimular el respeto mutuo en las vinculaciones interpersonales en lugar del respeto unilateral, ya sea entre pares o entre niños y adultos.

4) Lograr que la actividad escolar sea fuente de gratificaciones para los niños y la laboriosidad del aprendizaje vaya acompañada por el placer de la tarea.

- El concepto de femineidad y masculinidad.

- Diferencia con machismo y hembrismo.

- Importancia del amor en la relación de pareja. Importancia de la familia en el desarrollo de una sexualidad adecuada.

Como actualmente suele verse, una parte importante del alumnado procede de hogares donde los padres están separados, falta el padre o la madre; o son hijos adoptados, y como uno de los puntos principales de la enseñanza que se propone es promover el concepto de familia, es importante hablar de grupo familiar en lugar de familia, por lo menos al principio.

Se puede formar entre todos una familia imaginaria, donde se individualizarán los personajes básicos: padre, madre, hijos y sobre los cuales se hablará. De ésta manera, el chico con dificultades, reconocerá que tiene un grupo familiar al cual pertenece, y al trabajar sobre una familia imaginaria no sólo disminuirá sus niveles de angustia sino que le permitirá ir desarrollando el concepto de familia; esto está en función de que en su vida futura como adulto el infortunio familiar que le tocó vivir no le imposibilite formar una verdadera familia.

Leer 5622 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes