Viernes, 14 Enero 2011 06:28

El material didáctico en educación sexual

Escrito por 
Valora este artículo
(11 votos)

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

Para implementar cualquier recurso didáctico es menester partir de las posibilidades reales tanto en cuanto a espacio físico como a recursos humanos y materiales de la escuela, como así también a las características específicas del medio social al que pertenecen los alumnos.

Para interpretar el material didáctico en la educación sexual tenemos que referirnos a la especificidad del proceso de enseñanza - aprendizaje, en el que la didáctica cumple un papel fundamental al facilitar dicho proceso.

La didáctica en este ámbito se entiende como la estrategia que posibilita el aprender a aprender o el aprendizaje que sólo puede darse en la medida en que confrontan y socializan una actitud, un comportamiento, una información, un valor o un concepto.

Cuando hablamos de educación sexual en la escuela nos referimos a la construcción de un "espacio de reflexión" en el que participe toda la comunidad educativa: padres de familia, maestros alumnos, exalumnos y directivos, y donde las metodologías que se adopten hagan posible explicitar lo que está oculto y participar en la construcción de valores, comportamientos, afectos, actitudes, conceptos o referentes.

Dentro de este marco, identificamos dos aspectos que deben estudiarse:

El científico y el simbólico, que se expresan cada uno a través de un lenguaje propio: El lenguaje científico define, explica y demuestra, por ejemplo cuando hablamos de métodos reguladores de fertilidad, enfermedades de transmisión sexual o anatomía sexual; el lenguaje simbólico es el que representa. Es el caso de la metáfora, el refrán, el mito o el relato, que más que explicar o definir un concepto intentan justificar un valor, una actitud o un comportamiento.

Aquí nos enfrentamos al primer problema cuando hablamos de materiales didácticos para la educación sexual.

El material didáctico se identifica como un producto o instrumento o, en el mejor de los casos, como una guía para facilitar un proceso de aprendizaje.

A veces ese producto se nos presenta terminado, como en las enciclopedias y textos. Otras nos da la posibilidad de terminarlo o complementarlo o se nos muestra a manera de insumo para construir.

En uno u otro caso debemos tener en cuenta la finalidad del material que se va a utilizar y producir, dependiendo del marco referencial dentro del cual se entienda la educación sexual, pero en todos los casos debe propiciar el descubrimiento y la participación, el reflexionar, el entendimiento y permitir también la construcción de los mismos materiales y la expresión de nuevas simbologías y referentes culturales.

El uso de materiales didácticos en la enseñanza ha tenido una progresiva acogida entre los educadores; su divulgación por medio de campañas, la presión del mercado y la expansión de nuevas tecnologías explica su demanda.

En el sector educativo los materiales didácticos han tenido una doble utilización: el aprendizaje del material didáctico y el aprendizaje a través de él.

En la educación sexual el material didáctico y pedagógico debe ser el medio fundamental que recoja y haga presente en la comunidad educativa la expresión de las nuevas estructuras de pensamiento acerca de la sexualidad. Por lo tanto, debe enmarcarse dentro de los parámetros filosóficos, éticos, pedagógicos y metodológicos del proyecto pedagógico de la escuela o colegio. Los maestros y maestras deben entenderlo no como guía o muletilla, sino como un material de apoyo que al utilizar elementos visuales, sonoros y audiovisuales produce en quien los utiliza procesos de creación e innovación susceptibles de usar en talleres, documentales, relatos, audioforos, cineforos, sociodramas y en todos aquellos espacios que la comunidad contemple en su propio proyecto pedagógico y de acuerdo con sus necesidades y realidades socioculturales.

El impreso es un medio vital dentro de la tradición cultural del docente. Dentro de este contexto lo que no está escrito no existe. Se explica así la demanda que por parte de los docentes tienen los textos escolares.

Ahora bien; si tenemos en cuenta que los medios de comunicación, como el disco a través de la radio y el dramatizado a través de la televisión, ejercen gran influencia en la conformación de los referentes que padres, madres, niños y adolescentes tienen sobre el comportamiento sexual, es necesario involucrar al proceso pedagógico los mismos medios, en especial la música y el video, pero de manera intencionada, para cambiar el imaginario colectivo por una propuesta humanista y científica de la sexualidad, que se articule a la propuesta curricular

Las canciones o la música acompañada de mensajes positivos, brinda la posibilidad de transformar el imaginario dando cabida al amor, a la convivencia, a la tolerancia y al respeto a la diferencia, en reemplazo de los conceptos de pérdida afectiva, abandono, desamor, odios y rencores que muestran las letras de boleros y baladas.

Los videos pueden presentar en cuadros argumentales situaciones que dan a la comunidad educativa la posibilidad de analizar los diferentes aspectos que desarrolla la estructura curricular: la responsabilidad como concepto y valor; el cambio como proceso de autoconocimiento; la identidad como reconocimiento; la sexualidad como expresión afectiva y erótica.

La utilización de recursos didácticos en la educación sexual requiere de creatividad por parte del docente.

El material auxiliar puede ser producto de la labor creativa del educador y sus alumnos (hacer recortes, filminas, láminas, textos) Este material auxiliar en cualquier área de la educación es de suma utilidad pero en todos los casos debe ser un instrumento que complemente la labor pedagógica, pero nunca debe sustituir a la palabra del docente.

El método a seleccionar depende fundamentalmente de nuestros objetivos y obviamente varía según el educador; ya que cada uno manejará un recurso u otro con mayor o menor comodidad. Según su estilo personal. En algunos casos se utilizará un recurso audiovisual, en otros casos se recurrirá a la tradicional tiza, pero ningún recurso impedirá que se corte la comunicación educador-alumno. Estos recursos siempre son el soporte de la palabra. El poder de la imagen particularmente en poblaciones infantiles es impresionante ya que puede resumir y ser más concreto que una explicación oral por ser más atrayente.

Para obtener resultados en el conocimiento debemos disponer de material docente tales como: libros, textos, artículos de divulgación, material audiovisual (diapositivas, videos y transparencias), seleccionar lecturas para su posterior análisis, folletos y pequeños libros para distribuir entre los alumnos.

Para obtener resultados en las actitudes señalo mi preferencia por filmes y películas, videos, programas de TV, escenas mudas etc., ; Ya que ofrecen modelos de conducta y permiten debates y discusiones grupales. Además, dinamizan el grupo en pro de conseguir ciertos objetivos permitiendo la toma de conciencia de situaciones en las cuales los alumnos se sientan implicados. Además disponemos de otros recursos tales como las figuras anatómicas, posters, fotos, grabaciones, marionetas, pinturas, etc.

Para obtener resultados sobre los comportamientos, que es el objetivo más difícil, sigue siendo la herramienta más poderosa, la propia actitud del educador ante su propia sexualidad, así como resulta en la familia el modelo sexual que representa cada progenitor con respecto al modelo sexual de género. correspondiente.

 

 

Leer 5880 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes