La individualidad de la eleción del anticonceptivo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

La elección más adecuada del anticonceptivo estará atravesada invariablemente por la situación, etapa evolutiva y/o personalidad de la pareja o mujer que decidan utilizar un método.

Es aconsejable que la consulta con el ginecólogo sea realizada teniendo en cuenta que la decisión final de la elección siempre es de la paciente y su pareja, conociendo y evaluando emocionalmente el peso de las diferentes elecciones.

Esto es de particular importancia ya que la aceptación resignada de un método que no se comparte o no se considera adecuado, como así también de aquel método en el cuál no se confía plenamente, hará que la persona instrumente inconscientemente mecanismos de sabotaje o boicot que harán fracasar el método.

1 ) En cl inicio de la vida sexual (habitualmente en la adolescencia) hay condicionantes emocionales, físicos y familiares para utilizar un método de relativa complejidad. Los jóvenes con una larga vida sexual por delante y con pocas posibilidades de establecer una pareja estable y con una actividad sexual muy irregular tienen pocas opciones fuera del preservativo, que los protege tanto de un embarazo como de una ETS.

Habitualmente se aconseja la utilización combinada de éstos con algún método natural y/o un espermicida o jalea para reforzar la protección en los días de mayor fertilidad.

2 ) En situación de pareja estable, las opciones hormonales pueden resultar las más convenientes por el elevado índice de protección que brindan. Es un método aconsejable si la mujer tiene constancia y orden para la autoadministración, y en cambio es desaconsejable si se trata de una persona poco metódica.

Para asegurar psicológicamente y físicamente la anticoncepción, es óptimo; tiene el inconveniente de su 'presencia diaria", lo que hace que el tema no pueda ser obviado a nivel interno.

3 ) Cuando la mujer sola tiene una vida sexual muy activa y regular pero aún sin hijos, también este método hormonal pude ser el que mejor le resulte, dado que al no tener una vida sexual muy planificada, es necesario estar cubierta todo el tiempo: opciones como el condón o el preservativo femenino, además deben complementar la vida sexual si no se tiene vida sexual con una sola persona..

4 ) En la parejas y/o mujeres con hijos a las alternativas mencionadas se pueden agregar los dispositivos intrauterinos, los que tienen la enorme posibilidad de permitir que la persona 'se olvide' de que está usando un anticonceptivo.

Para los cual es necesario que confíe plenamente en su eficacia, ya que la posibilidad de embarazarse no depende de su administración, sino de su control adecuado por el médico. Antiguamente muchas mujeres tenían resistencia por entender el DIU como microabortivo, situación que quedó relegada con los dispositivos de última generación.

5 ) Las personas con fuertes convicciones religiosas, que acepten solamente los alternativas propuestas y aceptadas por la Iglesia, les quedan las opciones previstas en tos llamados métodos naturales. De no ser así, las contradicciones que sentirán serán tan fuertes, como así las culpas, qué podrán provocar el rechazo o fracaso inconsciente si utilizasen un método no aprobado.

6 ) Cuando las personas no desean tener más hijos, y las alternativas reversibles pueden no estar indicadas, o por su situación económica el acceso a los anticonceptivos es dificultoso. se pueden considerar los métodos de esterilización (ligadura de trompas y vasectomía) definitiva.

Si bien ya se ha mencionado que no se consideran anticonceptivos a los métodos irreversibles, pueden ser indicados por el médico y adoptados por la persona o pareja, si es la última posibilidad que permita una vida sexual plena y libre.

Siempre es importante tener en cuenta el criterio de riesgo de vida del paciente, ya que la decisión de no tener más hijos puede ser revertida por circunstancias futuras y en este caso, la culpa y el dolor por haberse ocasionado una castración suelen traer mucho sufrimiento a las personas.

Corno corolario del tema, es importante destacar que las implicancias psicológicas serán las que determinen finalmente el éxito o el fracaso de la adecuada utilización de un anticonceptivo.

Cuando una mujer o pareja quiere un embarazo o cuando no lo quieren su inconsciente hará que tal hecho finalmente se produzca.

Leer 2879 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes