Métodos de Barrera

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Autor: Dr. Alfredo Carlos Elena

 

Como su nombre lo indica, los métodos de barrera impiden la unión del óvulo con el espermatozoide. Esta barrera la constituye una lámina de látex que se interpone entre ambos gametos y se comercializa de diferentes maneras: el preservativo masculino o condón, el diafragma para uso femenino y recientemente, el preservativo femenino.

Los métodos de barrera tienen la particularidad de ser los únicos anticonceptivos que protegen a los usuarios del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

El condón, preservativo o profiláctico

Es un método eficaz, seguro y reversible de control de la natalidad. Carece de efectos secundarios y puede ser utilizado en forma correcta sin necesidad de supervisión médica. Se estima que actualmente lo utilizan 50 millones de parejas en todo el mundo. Las dos terceras partes de los usuarios viven en países desarrollados y el Japón representa el 25% del total.

La principal razón de que el condón no sea más eficaz es su uso irregular y/o incorrecto; inclusive una de las dificultades es la renuencia a utilizarlo debido a que los usuarios aducen que disminuye la sensibilidad y el placer

Los preservativos imponen una barrera que impide que los espermatozoides entren en la vagina. Sin embargo, con el fin de que funcionen con su máxima eficacia tienen que ser utilizados de torna correcta, lo que requiere más atención a los detalles de lo que la gente imagina:

1. No deben utilizarse los preservativos de paquetes deteriorados o los que presenten signos obvios de envejecimiento (quebradizos, pegajosos o descolorados)

2. Debe manejárselos con cuidado y evitar que se pinchen o rasguen (uñas, anillos), así como pueden deteriorarse si el envoltorio en el que vienen es abierto con demasiada fuerza.

3 No desenrollar un preservativo antes de usarlo.

4. Deben ponerse con el pene erecto antes de cualquier contacto genital para evitar fluidos que podrían contener agentes infecciosos así corno que cualquier gota de fluido preeyaculatorio (que podría contener espermatozoides vivos) entre en la vagina.

5. No poner un preservativo cuando el pene esté flácido.

6. Al colocar el preservativo debe primero apretarse la punta para que salga el aire. Luego se desenrolla el preservativo de modo uniforme sobre el cuerpo del pene, asegurándose de desenrollarlo hasta el final.

7. Solo deben utilizarse lubricantes con base de agua, que son los que no debilitan el látex.

8. El uso de preservativos que contienen espermicida pueden proporcionar una protección adicional contra las enfermedades de transmisión sexual. Así mismo el empleo de un espermicida vaginal junto con el preservativo aumenta las probabilidades de protección.

9. Si un preservativo se rompe debe ser reemplazado de inmediato. Si tiene lugar la eyaculación después de la rotura del mismo, el uso inmediato de un espermicida puede resultar útil.

10. Tras la eyaculación debe sujetarse el preservativo a la base del pene mientras se retira de la vagina. El pene debe retirarse siempre de la vagina mientras éste está erecto.

11. No sacar el pene del preservativo mientras esté dentro de la vagina.

12. Nunca debe re utilizarse un preservativo.

13. Debe guardárselos en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa.

Dado que estos detalles son de gran importancia, querernos reiterados y ampliar aquí la información de los mismos. Los preservativos de látex se deterioran rápidamente y tienden a romperse si entran en contacto con lubricantes de base aceitosa como la vaselina, el aceite para bebés, el aceite vegetal, muchas cremas para manos o algunos de los aceites exóticos pata masajes que se venden en los sex shops En un experimento reciente se descubrió que exponer el preservativo durante sólo diez minutos a dichos productos y a temperatura corporal, provocaba un debilitamiento significativo de la resistencia del profiláctico que podía causar la rotura del mismo durante su uso.

Los preservativos están lejos de ser a toda prueba. La mayoría de los estudios han encontrado índices de fracaso que van del diez al veinte por ciento al año. Aunque las parejas que son meticulosas en el uso de este método pueden alcanzar mejores Indices de eficacia, es una irresponsabilidad por parte de los profesionales de la sanidad transmitir la idea de que los preservativos funcionan siempre.

A pesar de estas limitaciones, los preservativos ofrecen una alta protección contra el riesgo de contraer SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual. No obstante los preservativos de látex son mucho mejores en la prevención que los hechos de membranas naturales.

Un experimento reciente ha confirmado que los preservativos de látex bloquean de forma eficaz la transmisión del SIDA. En dicho estudio se colocaron treinta preservativos (veinte de ellos recubiertos con el espermicida nonoxyinol-9) en maquetas huecas con forma de pene que luego fueron depositadas sobre contenedores de forma cilíndrica que contenían un medio de cultivo líquido. Tras depositar en la punta de cada preservativo una solución líquida que contenía el virus del SIDA, a través de un agujero existente en el extremo de las maquetas, se las movió arriba y abajo dentro del contenedor y posteriormente el preservativo se rompió deliberadamente. Antes de que se produjera dicha rotura, ninguno de los preservativos permitió que el virus del SIDA pasara. Tras ser rasgados siete de los diez que no contenía espermicida dejaron pasar el virus del SIDA, pero no se detecté ninguna fuga del virus en los 20 previamente tratados con nonoiynol-9.

Los preservativos no provocan ningún efecto secundario significativo, aunque un reducido número de usuarios podrían ser alérgicos tanto al látex como al espermicida que le añaden algunas marcas. El uso de preservativos es problemático para los hombres que sufren dificultades para tener o mantener las erecciones: no sólo es engorroso ponerse bien un preservativo si el pene está fláccido o sólo parcialmente erecto, sino que los intentos de ponérselo llaman la atención sobre el grado de erección del hombre y pueden inhibir la excitación sexual y causar ansiedad y vavilación en los varones que ya se enfrentan con miedos de actuación. Un aspecto más positivo es que los preservativos pueden ser beneficiosos para los hombres que tienen eyaculación precoz

El Diafragma

El diafragma ha llegado a ser considerado una forma de control de la natalidad de segundo orden debido a que, por lo general, tienen una eficacia menor, y a que se encuentra entre los dispositivos de control de la natalidad más molestos. Sin embargo, no entraña ningún tipo de riesgo de una enfermedad sistémica, cosa que podría hacerlo adecuado para las mujeres que no pueden tomar la píldora ni usar el DIU por motivos médicos, y su eficacia puede ser aumentada considerablemente con el uso de preservativos

Otra ventaja es que el diafragma ofrece una considerable protección contra muchas de las enfermedades de transmisión sexual y por lo tanto, parece reducir el riesgo de daño de las trompas de Falopio.

El diafragma es un cuenco de goma con forma de cúpula que tiene un reborde circular fuerte pero flexible, El diafragma por sí solo, presentado en varios tamaños que requieren el ajuste individualizado por parte de un especialista, es de poco valor anticonceptivo. Con el fin de que funcione debe colocarse gel o crema espermicida dentro de la cúpula de goma y en torno al borde, pues el diafragma funciona básicamente como contenedor de estos ingredientes espermicidas De forma secundaria el diafragma actúa también como barrera para limitar el número de espermatozoides que consiguen acceder al atrio cervical, sin embargo, algunos conseguirán pasar y algunos será suficiente para conducir al embarazo si no estuviera allí el espermicida para proporcionar otro método de protección.

Uso correcto:

*Antes de insertarlo, examinarlo para determinar si tiene agujeros o rasgaduras mirándolo a contraluz.; si tiene defectos usar un método de refuerzo.

*Aplicar jalea o crema espermicida en la parte interior de la cúpula y el borde, con las manos limpias y lavadas.

* Colocar el dispositivo en el extremo interior, contra el cuello uterino de manera que la cavidad que contiene el espermicida cubra la apertura cervical; tocar alrededor del borde para cerciorarse de que el cuello uterino está completamente cubierto.

* Si el coito se realiza después de más de una hora de haber colocado el diafragma, o si se realizan, varios coitos, se debe aplicar más espermicida sin extraer el diafragma.

* Dejarlo colocado durante por lo menos seis horas después del último coito, pero no por más de 24 horas.

* Después de usarlo, lavarlo con agua y jabón, secarlo y guardarlo en un lugar fresco, seco y oscuro.

Otras consideraciones:

* Esperar por lo menos seis horas después del coito para darse una ducha vaginal.

* Al extraerlo hay que tener cuidado de no dañarlo con las uñas.

* Tal vez sea necesario volverlo a ajustar después de un aumento o una disminución de peso, de un embarazo a término o un aborto en un embarazo avanzado.

Es recomendable que cualquier método que elija la pareja sea evaluado en conjunto con el ginecólogo , ya que muchas veces las interpretaciones erróneas son causas de fallas y su consecuencia: el embarazo no deseado.

 

Leer 3998 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes