Concepción y anticoncepción
Concepción y anticoncepción

Concepción y anticoncepción

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

"Recordemos que un hijo deseado jamás será abandonado."

La regulación individual de la fertilidad mediante la anticoncepción tiene dos fundamentos racionales, según Dante Calandra, que son:

A) Constituir un derecho inalienable de la mujer y de la pareja: el de decidir la cantidad y oportunidad de los hijos que deberán tener.

B) Permitir la instrumentación de un objetivo social para luchar contra el aborto, el abandono de la infancia y la miseria, a través de una adecuada planificación familiar.

Algo que llama la atención en el curso de los años que median entre el descubrimiento de los métodos anticonceptivos y su utilización masiva, es la indiferencia con que se trata el tema. La mayoría de las personas cree tener una sólida comprensión relacionada con la anticoncepción, pero cuando se indaga acerca de esos conocimientos, los datos que estas personas tienen del control de la natalidad están frecuentemente plagados de información errónea, parcialmente correcta o desactualizada.

En la actualidad reviste capital importancia tener un conocimiento fiable de la anticoncepción ya que la sexualidad como placer, amor o recreación no siempre contempla la reproducción como alternativa. Por último, existe una razón muy importante para que las personas recurran a métodos de prevención: las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y la posibilidad de contagio, evitable con el uso de uno de los anticonceptivos más antiguos y difundidos: el preservativo.

A pesar de que hay muchos métodos diferentes de control de la natalidad, no existe ninguno que sea perfecto. Algunos ofrecen más ventajas que otros, algunos tienen índices de efectos colaterales muy bajos y otros tienen particulares ventajas por su atractivo estético, su reversibilidad o su fiabilidad.

Autor: Dr. Alfredo Elena

Teniendo en Cuenta las sustanciales diferencias entre los distintos métodos anticonceptivos la elección que se aconseje reviste una serie de condiciones mínimas.

A) Inocuidad: siendo la condición esencial de todo tratamiento en el caso de la anticoncepción es importante que el riesgo sea mínimo y ampliamente superado por los beneficios que otorga el método.

B) Eficacia: La seguridad efectiva de cada método se valora mediante un índice formulado por Pearl. Esta tasa indicaría el numero de embarazos que se producen en 100 mujeres expuestas con el método durante año. Un método se Considera eficaz cuando el índice de Pearl es inferior a 10; medianamente eficaz cuando oscila entre l0 y 20; poco eficaz entre 20 y 30; ineficaz cuando es superior a 30.

C) Reversibilidad: Significa la posibilidad que tiene una pareja de obtener un embarazo luego de Suspender el método anticonceptivo

D) Aceptabilidad y tolerancia: La eficacia de un anticonceptivo no depende solamente de su eficiencia sino también de su aceptación clínica, La ecuación existente entre la motivación y la existencia de efectos colaterales, no es desconocida entre los ginecólogos La anticoncepción genera en algunas parejas factores conflictos conscientes o inconscientes los que se manifiestan como olvidos al tomar la píldora cálculos erróneos de los métodos naturales, o manipulaciones defectuosas o negación de los métodos de barrera. Para que sea efectiva la utilización del anticonceptivo, se deberán descartar patologías previas a su implementación, mediante el correspondiente diagnóstico médico especializado, además de asumir psicológicamente un acto consciente de control de la natalidad.

 

Autor: Dr. Alfredo Carlos Elena

Abstinencia periódica

La abstinencia periódica, como su nombre lo indica se basa en no practicar el coito durante los días del ciclo menstrual en que es posible la concepción. El hecho de que la fertilidad máxima se presenta en el punto medio del ciclo se descubrió en los años '30 cuando Kyusaku Ogino y Herman Knaus demostraron que el intervalo entre la menstruación y la ovulación siguiente puede variar de manera considerable, por que el intervalo entre la ovulación y la próxima menstruación generalmente tiene una duración constante de unos 14 días.

Ambos elaboraron fórmulas que permiten calcular el calendario de días fértiles e infértiles de la mujer con base en la variación de sus propios ciclos Este método se dio en llamar "Método del calendario", "Método del ritmo" u " Ogino-Knaus"

Método del calendario

La forma mas sencilla de abstinencia periódica la presenta este método el que identifica supuestamente los días "seguros" del ciclo menstrual. Debido a que muchas mujeres no tienen ciclos regulares el mismo parte de una premisa algo débil, suponiendo que la ovulación tendrá lugar 14 días antes del comienzo del próximo periodo menstrual.

Funcionamiento: requiere que se anote la duración de seis ciclos menstruales consecutivos y luego se calcula cuándo comienza el periodo fértil o "inseguro" restando 11 al número de días del ciclo menstrual más corto de los seis anteriores. El final del periodo fértil se calcula restando 18 al número de días del ciclo más largo. Una de las dificultades de este procedimiento es que muy pocas mujeres tienen ciclos menstruales de duración uniforme; a menudo los cálculos del período fértil son demasiado amplios y requieren una abstinencia prolongada.

Eficacia: según los resultados de estudios anteriores, las tasas de embarazos han sido altas: 14,4 a 38,9 por 100 años mujer.

Método de la temperatura basal

La mujer que utiliza este método depende de un sólo signo físico que le indique el momento de ovulación: la elevación de la temperatura corporal basal (temperatura del cuerpo luego de un reposo mínimo de 6 hs).

Funcionamiento: La mujer registra la temperatura corporal basal (TCE) diariamente en un cuadro y se abstiene de las relaciones sexuales entre el día de la menstruación y el 3º día consecutivo de temperaturas elevadas.

El aumento de temperatura comienza 1 ó 2 días después de a ovulación, como reacción de los niveles más altos de progesterona. No se aconseja la relación sexual en ningún momento antes de la ovulación, ya que temperatura basal no predice cuándo va a ocurrir ésta, la espera de 3 días después de la elevación de la temperatura tiene por objeto asegurar que el óvulo ya no puede ser fecundado, Sólo se considera absolutamente infértil el periodo de 10 días comprendido entre los 3 días de espera y la aparición de la menstruación La TCB se puede tomar en forma oral, rectal o vaginal, pero se aconseja la rectal, por ser más exacta.

Eficacia: Es más eficaz que otros métodos naturales. Las tasas de embarazo fluctúan entre el 1,4% y cl 6,1% según distintos estudios efectuados.

Método del moco cervical

En este método, la mujer aprende a reconocer e interpretar los cambios clínicos del moco cervical (secreción que se produce por las glándulas que se encuentran en el cuello uterino ) que se presentan como reacción de los niveles variables de estrógenos.

La mujer debe distinguir las sensaciones de 'sequedad", "humedad" y "mayor humedad" en la vagina durante las fases del ciclo menstrual. En los periodos de secreción de moco, se deben distinguir los diferentes tipos de éste:

A) las secreciones escasas y pegajosas que se presentan con un aumento inicial de los niveles de estrógenos, que se manifiestan por una sensación de humedad,

B) el otro es un moco mas abundante, como clara de huevo lubricante, que se observa cerca de la ovulación, caracterizado por una sensación de más humedad. Aunque una usuaria experimentada puede basarse solo en las sensaciones, según John Billings, creador del método, es esencial que la mujer aprenda a identificar el "síntoma máximo o síntoma cúspide", observando el propio moco. El síntoma máximo es el ultimo día de humedad, moco elástico o sensación de lubricación. Para poder aprender a reconocer la evolución del moco se necesitan en general, dos a tres meses.

Funcionamiento: Según las reglas dei método la abstinencia debe comenzar en el lº día en que se observa el moco abundante y continuar hasta el día después del síntoma máximo. Se consideran infértiles todos los días siguientes hasta que vuelva a presentarse la menstruación.

Eficacia: Según los estudios realizados en distintos centros las tasas de embarazo van desde 15 a 30 por 100 años mujer.

Autor: Dr. Alfredo Carlos Elena

 

Los anticonceptivos hormonales son los responsables en gran medida de la difusión masiva de la anticoncepción. Se estima que 50.000000 de mujeres los usan en el mundo. Propuesta a partir de estudios de Píneus y Rock fue aprobada su venta por la FDA, en 1960. Píldoras anticonceptivas Las píldoras anticonceptivas fueron introducidas por primera vez en Estados Unidos en l960.Y muy pronto se convirtieron en el método para millones de personas. Su alto nivel de fiabilidad unido a su facilidad para el uso proporcionaron un atractivo inicial para muchas mujeres pero hacia fines de la década del 60 esta ola de entusiasmo se vió atemperada por el conocimiento de los efectos secundarios que afectaban a las usuarias.

En la actualidad estos efectos fueron suprimiéndose gradualmente. La píldora más utilizada actualmente, que representa el 85% de los anticonceptivos utilizados en América y Europa es a píldora combinada de dosis baja, la que contiene dos tipos diferentes de hormonas: una forma sintética de estrógeno y tina hormona sintética del tipo de la progesterona llamada progestógeno.

Esta píldora actual es absolutamente diferente de las de la década del 60. Contienen una cuarta parte o menos del estrógeno ( etiníl estradiol )y alrededor de una décima parte del progestágeno (por ejemplo desogestrel) que tenía la primera. La menor concentración de hormonas provoca menos efectos secundarios y tienen menos posibilidades de causar complicaciones graves que las fórmulas de mayor dosificación.

Funcionamiento: Las píldoras anticonceptivas funcionan mediante diversos mecanismos sencillos. Actúan sobre el hipotálamo y la glándula pituitaria para suprimir la descarga de hormonas de la mitad del ciclo que activan la ovulación. Por lo tanto la mujer que los toma NO OVULA.

Además de bloquear la ovulación, el progestágeno de la misma hace que el moco cervical se espese y dificulta la penetración de los espermatozoides.

Dosificación: Se toman a diario durante tres semanas comenzando durante el primer día de la menstruación, luego de terminar toda la caja ,se espera 7 días y reinicia la toma.

Uno de los efectos benéficos de las píldoras es que fomenta los períodos menstruales regulares y disminuye problemas como el flujo menstrual excesivo, las contracciones uterinas y la dismenorrea (dolor) alrededor de la fecha de ovulación. Finalmente, la píldora parece provocar un aumento de la densidad ósea, ayudando a prevenir la osteoporosis en la menopausia.

Eficacia: Las píldoras anticonceptivas son la forma reversible más eficaz de control de la natalidad existente en la actualidad.

La eficacia de los anticonceptivos orales (AO) es superior a 99 por ciento en la prevención del embarazo cuando se usan constante y correctamente, y son seguros para casi todas las mujeres. Más de 70 millones de mujeres usan la píldora en el mundo, pero con frecuencia la usan incorrectamente, con lo cual se reduce su eficacia típica a aproximadamente 92 por ciento.

Píldoras con progesterona sola: También existen las píldoras anticonceptivas a base de derivados de la progesterona. (linestrenol) que se utilizan durante la lactancia materna. Es el único método hormonal que se puede utilizar durante el amamantamiento , ya que el estrógeno pasa atreves de la leche al niño.

Su mecanismo de acción es el espesamiento del moco cervical impidiendo el ingreso de los espermatozoides a la cavidad uterina. "No es anovulatorio".

Utilizando una frecuencia de mamadas superior a 5 por día como minino ) y agregando la toma diaria de esta píldora , se convierte en un método eficaz.

Autor: Alfredo Carlos Elena

 

Los primeros óvulos espermicidas (hechos de manteca de cacao y sulfato de quinina ) se vendieron en Londres en 1885. A posteriori todos los espermicidas hasta la década del 20 consistían en ingredientes similares a los mencionados: manteca de caco o gelatina como base, más sulfato de quinina, quinosol o algún ácido débil como agente espermicida. Las fórmulas fueron cambiando y en los años 50 se introdujeron agentes tensioactivos o surfactantes, los que constituyen el ingrediente activo de la mayoría de los espermicidas comercializados en la actualidad.

Funcionamiento: son agentes químicos que actúan al inactivar los espermatozoides en la vagina antes de que éstos puedan ascender al tracto genital superior.

Existen siete presentaciones básicas del espermicida: jaleas, cremas, espumas, óvulos licuables, tabletas espumantes y películas solubles.

Para que el método sea eficaz, se recomienda:

Colocar la dosis indicada en la parte profunda de la vagina.

Esperar el tiempo prescripto antes de tener relaciones sexuales. Las espumas, jaleas y cremas no requieren espera.

Los óvulos licuables exigen una espera de 5 a 30 minutos. Las tabletas y óvulos espumantes requieren 10 minutos para crear suficiente espuma para cubrir el cérvix.

Utilizar otra dosis de espermicida si se repite el coito.

No lavar la vagina hasta seis horas después del coito.

Es recomendable utilizar los espermicidas acompañados por un método de barrera (condón o diafragma).

Eficacia: la tasa de embarazos para cien casos varia, según los estudios efectuados, entre 11 y 20.


Aceptabilidad y tolerancia: No producen efectos generalizados a largo plazo. Son controlados por la usuaria y reversibles. Estos métodos pueden ser apropiados para mujeres que tienen relaciones sexuales ocasionalmente o que no estén en el punto máximo de sus años fértiles.

Autor: Alfredo Carlos Elena

 

Dispositivo intrauterino

No se puede decir que el DIU sea un invento moderno. Los antiguos griegos usaban una forma primitiva del actual DIU: un tubo de plomo relleno con grasa era introducido en el útero como método de control de la natalidad. También los camelleros utilizaban un método similar para proteger las camellas de embarazos indeseados colocando un guijarro en el útero a tal efecto.

En la primera guerra mundial, los primeros DIU hechos de metal y cuerda de tripa fueron introducidos en Alemania

Posteriormente el ginecólogo alemán Ernest Grafenberg (el inventor del "punto G") inventó un DIU de plata y oro en forma de espiral. En la misma época un científico japonés llamado Ota mejoró el espiral de Grafenberg al añadirle una sección intermedia de refuerzo Ambos científicos tuvieron problemas políticos y el conocimiento de ambos dispositivos se desvanecieron durante las décadas de 1940 y 1950.

El interés por los métodos alternativos se reactiva con la invención de las píldoras y el DIU fue redescubierto, alcanzando amplia difusión en todo el mundo. Hacia principios de 1970 estaba aumentando su popularidad entre las mujeres casadas en Estados Unidos. En Escandinavia eran usados por el 20% de las mismas y en China las cifras trepaban hasta un 50%. Actualmente se calcula que existen 180 millones de usuarias, la mitad de ellas en China continental.

Su uso correctamente manejado es inocuo, aunque presenta contraindicaciones y complicaciones bien definidas; éstas últimas se originan habitualmente en un deficiente control.

La Federación Internacional de Planificación Familiar ha puesto como modelo de usuaria ideal del DIU a una mujer con uno o más partos, sin antecedentes de infecciones pelvianas eumenorreica, monogámica, y que acuda a los controles periódicos.

Estudios recientes demuestran que las tasas de embarazo de los DIU de cobre están por debajo del 11 por ciento anual.

Mecanismo de acción

A) Los DIU inertes (plástico solo) producen dos procesos:

1- una reacción inflamatoria endometrial.

2- aumento de la secreción, de prostaglandinas.

El resultado de 1+2 en suma es una interferencia de la implantación del huevo fecundado, con sin fagocitosis del mismo.

B) Los DIU con cobre inhiben la migración y motilidad de los espermatozoides, los que se detienen a los pocos minutos y a una distancia menor de 2 cm de recorrido. También actúan sobre el endometrio uterino provocando cambios bioquímicos que afectan la vida del espermatozoide.

C) Los DIU con progestágenos actúan contra la migración espermática, lo que se logra por un doble mecanismo: a través de cambios progestacionales en el moco cervical y de un efecto directo del esteroíde sobre el mecanismo del espermatozoide. Al espesar el moco cervical, a los espermatozoides les resulta más difícil nadar hacia el óvulo.

Actualmente en nuestro país solamente se encuentran a la venta los DIU con cobre. El mismo cumple su función anticonceptiva impidiendo que el espermatozoide fertilice el óvulo, lo que descarta las antiguas convicciones de que los DIU son microabortivos. Esta condición impedía que muchas personas, por convicciones ideológicas, pudiese utilizarlo como anticonceptivo.

Autor: Dr. Alfredo Carlos Elena

 

Como su nombre lo indica, los métodos de barrera impiden la unión del óvulo con el espermatozoide. Esta barrera la constituye una lámina de látex que se interpone entre ambos gametos y se comercializa de diferentes maneras: el preservativo masculino o condón, el diafragma para uso femenino y recientemente, el preservativo femenino.

Los métodos de barrera tienen la particularidad de ser los únicos anticonceptivos que protegen a los usuarios del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

El condón, preservativo o profiláctico

Es un método eficaz, seguro y reversible de control de la natalidad. Carece de efectos secundarios y puede ser utilizado en forma correcta sin necesidad de supervisión médica. Se estima que actualmente lo utilizan 50 millones de parejas en todo el mundo. Las dos terceras partes de los usuarios viven en países desarrollados y el Japón representa el 25% del total.

La principal razón de que el condón no sea más eficaz es su uso irregular y/o incorrecto; inclusive una de las dificultades es la renuencia a utilizarlo debido a que los usuarios aducen que disminuye la sensibilidad y el placer

Los preservativos imponen una barrera que impide que los espermatozoides entren en la vagina. Sin embargo, con el fin de que funcionen con su máxima eficacia tienen que ser utilizados de torna correcta, lo que requiere más atención a los detalles de lo que la gente imagina:

1. No deben utilizarse los preservativos de paquetes deteriorados o los que presenten signos obvios de envejecimiento (quebradizos, pegajosos o descolorados)

2. Debe manejárselos con cuidado y evitar que se pinchen o rasguen (uñas, anillos), así como pueden deteriorarse si el envoltorio en el que vienen es abierto con demasiada fuerza.

3 No desenrollar un preservativo antes de usarlo.

4. Deben ponerse con el pene erecto antes de cualquier contacto genital para evitar fluidos que podrían contener agentes infecciosos así corno que cualquier gota de fluido preeyaculatorio (que podría contener espermatozoides vivos) entre en la vagina.

5. No poner un preservativo cuando el pene esté flácido.

6. Al colocar el preservativo debe primero apretarse la punta para que salga el aire. Luego se desenrolla el preservativo de modo uniforme sobre el cuerpo del pene, asegurándose de desenrollarlo hasta el final.

7. Solo deben utilizarse lubricantes con base de agua, que son los que no debilitan el látex.

8. El uso de preservativos que contienen espermicida pueden proporcionar una protección adicional contra las enfermedades de transmisión sexual. Así mismo el empleo de un espermicida vaginal junto con el preservativo aumenta las probabilidades de protección.

9. Si un preservativo se rompe debe ser reemplazado de inmediato. Si tiene lugar la eyaculación después de la rotura del mismo, el uso inmediato de un espermicida puede resultar útil.

10. Tras la eyaculación debe sujetarse el preservativo a la base del pene mientras se retira de la vagina. El pene debe retirarse siempre de la vagina mientras éste está erecto.

11. No sacar el pene del preservativo mientras esté dentro de la vagina.

12. Nunca debe re utilizarse un preservativo.

13. Debe guardárselos en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa.

Dado que estos detalles son de gran importancia, querernos reiterados y ampliar aquí la información de los mismos. Los preservativos de látex se deterioran rápidamente y tienden a romperse si entran en contacto con lubricantes de base aceitosa como la vaselina, el aceite para bebés, el aceite vegetal, muchas cremas para manos o algunos de los aceites exóticos pata masajes que se venden en los sex shops En un experimento reciente se descubrió que exponer el preservativo durante sólo diez minutos a dichos productos y a temperatura corporal, provocaba un debilitamiento significativo de la resistencia del profiláctico que podía causar la rotura del mismo durante su uso.

Los preservativos están lejos de ser a toda prueba. La mayoría de los estudios han encontrado índices de fracaso que van del diez al veinte por ciento al año. Aunque las parejas que son meticulosas en el uso de este método pueden alcanzar mejores Indices de eficacia, es una irresponsabilidad por parte de los profesionales de la sanidad transmitir la idea de que los preservativos funcionan siempre.

A pesar de estas limitaciones, los preservativos ofrecen una alta protección contra el riesgo de contraer SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual. No obstante los preservativos de látex son mucho mejores en la prevención que los hechos de membranas naturales.

Un experimento reciente ha confirmado que los preservativos de látex bloquean de forma eficaz la transmisión del SIDA. En dicho estudio se colocaron treinta preservativos (veinte de ellos recubiertos con el espermicida nonoxyinol-9) en maquetas huecas con forma de pene que luego fueron depositadas sobre contenedores de forma cilíndrica que contenían un medio de cultivo líquido. Tras depositar en la punta de cada preservativo una solución líquida que contenía el virus del SIDA, a través de un agujero existente en el extremo de las maquetas, se las movió arriba y abajo dentro del contenedor y posteriormente el preservativo se rompió deliberadamente. Antes de que se produjera dicha rotura, ninguno de los preservativos permitió que el virus del SIDA pasara. Tras ser rasgados siete de los diez que no contenía espermicida dejaron pasar el virus del SIDA, pero no se detecté ninguna fuga del virus en los 20 previamente tratados con nonoiynol-9.

Los preservativos no provocan ningún efecto secundario significativo, aunque un reducido número de usuarios podrían ser alérgicos tanto al látex como al espermicida que le añaden algunas marcas. El uso de preservativos es problemático para los hombres que sufren dificultades para tener o mantener las erecciones: no sólo es engorroso ponerse bien un preservativo si el pene está fláccido o sólo parcialmente erecto, sino que los intentos de ponérselo llaman la atención sobre el grado de erección del hombre y pueden inhibir la excitación sexual y causar ansiedad y vavilación en los varones que ya se enfrentan con miedos de actuación. Un aspecto más positivo es que los preservativos pueden ser beneficiosos para los hombres que tienen eyaculación precoz

El Diafragma

El diafragma ha llegado a ser considerado una forma de control de la natalidad de segundo orden debido a que, por lo general, tienen una eficacia menor, y a que se encuentra entre los dispositivos de control de la natalidad más molestos. Sin embargo, no entraña ningún tipo de riesgo de una enfermedad sistémica, cosa que podría hacerlo adecuado para las mujeres que no pueden tomar la píldora ni usar el DIU por motivos médicos, y su eficacia puede ser aumentada considerablemente con el uso de preservativos

Otra ventaja es que el diafragma ofrece una considerable protección contra muchas de las enfermedades de transmisión sexual y por lo tanto, parece reducir el riesgo de daño de las trompas de Falopio.

El diafragma es un cuenco de goma con forma de cúpula que tiene un reborde circular fuerte pero flexible, El diafragma por sí solo, presentado en varios tamaños que requieren el ajuste individualizado por parte de un especialista, es de poco valor anticonceptivo. Con el fin de que funcione debe colocarse gel o crema espermicida dentro de la cúpula de goma y en torno al borde, pues el diafragma funciona básicamente como contenedor de estos ingredientes espermicidas De forma secundaria el diafragma actúa también como barrera para limitar el número de espermatozoides que consiguen acceder al atrio cervical, sin embargo, algunos conseguirán pasar y algunos será suficiente para conducir al embarazo si no estuviera allí el espermicida para proporcionar otro método de protección.

Uso correcto:

*Antes de insertarlo, examinarlo para determinar si tiene agujeros o rasgaduras mirándolo a contraluz.; si tiene defectos usar un método de refuerzo.

*Aplicar jalea o crema espermicida en la parte interior de la cúpula y el borde, con las manos limpias y lavadas.

* Colocar el dispositivo en el extremo interior, contra el cuello uterino de manera que la cavidad que contiene el espermicida cubra la apertura cervical; tocar alrededor del borde para cerciorarse de que el cuello uterino está completamente cubierto.

* Si el coito se realiza después de más de una hora de haber colocado el diafragma, o si se realizan, varios coitos, se debe aplicar más espermicida sin extraer el diafragma.

* Dejarlo colocado durante por lo menos seis horas después del último coito, pero no por más de 24 horas.

* Después de usarlo, lavarlo con agua y jabón, secarlo y guardarlo en un lugar fresco, seco y oscuro.

Otras consideraciones:

* Esperar por lo menos seis horas después del coito para darse una ducha vaginal.

* Al extraerlo hay que tener cuidado de no dañarlo con las uñas.

* Tal vez sea necesario volverlo a ajustar después de un aumento o una disminución de peso, de un embarazo a término o un aborto en un embarazo avanzado.

Es recomendable que cualquier método que elija la pareja sea evaluado en conjunto con el ginecólogo , ya que muchas veces las interpretaciones erróneas son causas de fallas y su consecuencia: el embarazo no deseado.

 

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

La elección más adecuada del anticonceptivo estará atravesada invariablemente por la situación, etapa evolutiva y/o personalidad de la pareja o mujer que decidan utilizar un método.

Es aconsejable que la consulta con el ginecólogo sea realizada teniendo en cuenta que la decisión final de la elección siempre es de la paciente y su pareja, conociendo y evaluando emocionalmente el peso de las diferentes elecciones.

Esto es de particular importancia ya que la aceptación resignada de un método que no se comparte o no se considera adecuado, como así también de aquel método en el cuál no se confía plenamente, hará que la persona instrumente inconscientemente mecanismos de sabotaje o boicot que harán fracasar el método.

1 ) En cl inicio de la vida sexual (habitualmente en la adolescencia) hay condicionantes emocionales, físicos y familiares para utilizar un método de relativa complejidad. Los jóvenes con una larga vida sexual por delante y con pocas posibilidades de establecer una pareja estable y con una actividad sexual muy irregular tienen pocas opciones fuera del preservativo, que los protege tanto de un embarazo como de una ETS.

Habitualmente se aconseja la utilización combinada de éstos con algún método natural y/o un espermicida o jalea para reforzar la protección en los días de mayor fertilidad.

2 ) En situación de pareja estable, las opciones hormonales pueden resultar las más convenientes por el elevado índice de protección que brindan. Es un método aconsejable si la mujer tiene constancia y orden para la autoadministración, y en cambio es desaconsejable si se trata de una persona poco metódica.

Para asegurar psicológicamente y físicamente la anticoncepción, es óptimo; tiene el inconveniente de su 'presencia diaria", lo que hace que el tema no pueda ser obviado a nivel interno.

3 ) Cuando la mujer sola tiene una vida sexual muy activa y regular pero aún sin hijos, también este método hormonal pude ser el que mejor le resulte, dado que al no tener una vida sexual muy planificada, es necesario estar cubierta todo el tiempo: opciones como el condón o el preservativo femenino, además deben complementar la vida sexual si no se tiene vida sexual con una sola persona..

4 ) En la parejas y/o mujeres con hijos a las alternativas mencionadas se pueden agregar los dispositivos intrauterinos, los que tienen la enorme posibilidad de permitir que la persona 'se olvide' de que está usando un anticonceptivo.

Para los cual es necesario que confíe plenamente en su eficacia, ya que la posibilidad de embarazarse no depende de su administración, sino de su control adecuado por el médico. Antiguamente muchas mujeres tenían resistencia por entender el DIU como microabortivo, situación que quedó relegada con los dispositivos de última generación.

5 ) Las personas con fuertes convicciones religiosas, que acepten solamente los alternativas propuestas y aceptadas por la Iglesia, les quedan las opciones previstas en tos llamados métodos naturales. De no ser así, las contradicciones que sentirán serán tan fuertes, como así las culpas, qué podrán provocar el rechazo o fracaso inconsciente si utilizasen un método no aprobado.

6 ) Cuando las personas no desean tener más hijos, y las alternativas reversibles pueden no estar indicadas, o por su situación económica el acceso a los anticonceptivos es dificultoso. se pueden considerar los métodos de esterilización (ligadura de trompas y vasectomía) definitiva.

Si bien ya se ha mencionado que no se consideran anticonceptivos a los métodos irreversibles, pueden ser indicados por el médico y adoptados por la persona o pareja, si es la última posibilidad que permita una vida sexual plena y libre.

Siempre es importante tener en cuenta el criterio de riesgo de vida del paciente, ya que la decisión de no tener más hijos puede ser revertida por circunstancias futuras y en este caso, la culpa y el dolor por haberse ocasionado una castración suelen traer mucho sufrimiento a las personas.

Corno corolario del tema, es importante destacar que las implicancias psicológicas serán las que determinen finalmente el éxito o el fracaso de la adecuada utilización de un anticonceptivo.

Cuando una mujer o pareja quiere un embarazo o cuando no lo quieren su inconsciente hará que tal hecho finalmente se produzca.

Autora: Lic. Elda Bartolucci

 

Hasta que aparecen los anticonceptivos femeninos, el control de la natalidad habitualmente estaba en manos del hombre, el que utilizando el método del "coitus interruptus" o el preservativo podía decidir o no, fecundar a la mujer aún contra su voluntad. A medida que se han ido perfeccionando los anticonceptivos femeninos esta relación de control de la natalidad ha pasado a ser "cosa de dos"

Pese a dichos avances en 1974 y en 1976 se prohiben en nuestro país las actividades relacionadas con el control de la natalidad. Recién en 1936 un decreto deroga los anteriores y promueve acciones que permitan ejercer el derecho a la reproducción según las oportunidades y posibilidad individuales Y finalmente en 1996, se sanciona la Ley de Salud Reproductiva1 la que establece el asesoramiento y la provisión por parte del Estado de anticonceptivos en instituciones hospitalarias, de manera totalmente gratuita.

Pero no solamente la legislación era la que obstaculizaba esta acción. Hablar de anticoncepción es hablar de sexualidad, y allí se encuentra el verdadero escollo, ya que socialmente se ha tenido y se tiene una normativa controladora de la sexualidad, especialmente en todas aquellas conductas que no se encuadran en la sexualidad oficial.

La sexualidad oficial, al decir de Schiavo y Aller Atucha es aquel comportamiento sexual que espera que todos nosotros observemos. Este sexo debe ser: heterosexual, matrimonial, rnonogámico y reproductivo.

El descubrimiento de la píldora anticonceptiva en los años 50 abrió el camino a la investigación sobre anticoncepción y la mujer irrumpió en el mundo de la sexualidad y el placer desvinculados de la reproducción La anticoncepción femenina significó a partir de ese momento la puerta abierta para escapar del miedo al embarazo no deseado y la posibilidad de que la única manera de vivir la sexualidad placentera fuese a través del matrimonio.

Paralelamente a los adelantos científicos sobre anticoncepción, el lugar de la mujer en el mundo sigue sufriendo e tremendas variaciones, Indudablemente el que mayores efectos ha producido es la salida del hogar para integrarse en el mundo laboral.

El inicio de la vida sexual es cada vez más precoz En una encuesta realizada en 1996 sobre 1236 adolescentes escolarizados, el Instituto de Educación Sexual de Mar del Plata se demostró que en las localidades de Mar del Plata, Tandil y Vidal el mayor porcentaje de las mujeres se inició sexualmente a los 15 años y los varones a los 14. Estos datos recabados en nuestra zona se corresponden con otros similares en el resto del mundo y revelan un descenso de 1 año en la edad del inicio con respecto a estudios anteriores.

La edad para contraer matrimonio es cada vez mayor. Los jóvenes (en especial los de la clase media) están demorando una década en hacerlo en relación a sus abuelos. En la actualidad el mayor porcentaje de ellos esperan a estar asentados laboral y profesionalmente antes de tener una familia; fenómeno que agrega años de vida sexual no matrimonial.

Prácticamente ha desaparecido la " mujer de un sólo hombre". Si unirnos los dos fenómenos mencionados anteriormente, este resultado es de rápida deducción.

La edad para gestar ha sufrido un desplazamiento entre dos extremos: por una parte los que pueden planificar su familia eligen tener sus hijos más tarde y menos cantidad de los mismos. En la sociedades desarrolladas la " familia tipo" está compuesta por dos treintañeros que tiene solamente un hijo. En el otro extremo se ubican las niñas - madres, habitualmente pertenecientes a familias carenciadas donde la anticoncepción es un lujo inaccesible. La sexualidad pre y post matrimonial ha sufrido un notorio incremento merced al aumento de los índices de divorcio y posteriores parejas, matrimonios o convivencia

La prolongación de una vida sexual activa y placentera después de la menopausia ya es un fenómeno común. En la medida que la ciencia ha permitido una mayor vida, también la sexualidad acompaña esta longevidad otorgando calidad a la misma. Cada vez son mas las mujeres que se sienten plenas sexualmente en la menopausia, sin que ésta signifique como antaño el empobrecimiento o la anulación de su vida sexual.

Estos cambios le costaron al varón haber perdido una esclava y haber ganado una compañera. En la actualidad el modelo a seguir es poder separar nítidamente el sexo placer del sexo reproductivo, partiendo de la premisa de que un anticonceptivo debe ser manejado en conjunto por la pareja, ya que el esquema de poder dentro de la misma es cada vez más igualitario.

Hablar de anticoncepción es hablar de libertad, la que se alcanza en este caso a través de la educación sexual de la población. Solicitar un método anticonceptivo es asumir que las relaciones sexuales serán solamente productoras de placer, lo cual no es aceptado por grandes sectores de la población.

Dado que la paternidad es uno de los actos más transcendentes del ser humano, es importante que se ejerza con madurez y responsabilidad. La decisión sobre un nuevo nacimiento es un derecho y una responsabilidad exclusiva de los padres. En caso de considerar inoportuno un embarazo, éstos deberán anticiparse al mismo, utilizando un método anticonceptivo adecuado a la condición especial de la pareja (salud, características de personalidad, situación e ideología de ambos). En todos los casos. el asesoramiento deberá ser brindado por un profesional idóneo.

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes