Martes, 19 Abril 2011 09:06

Climaterio y Menopausia

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Tanto el hombre como la mujer atraviesan el climaterio ya que es una etapa evolutiva NORMAL.
El climaterio es una etapa cuya principal característica es la  lenta disminución de la función sexual, determinada por el envejecimiento corporal y  por la interacción social de las personas. En ambos sexos implica cambios importantes  a nivel físico, psicológico y sociales,  lo cual incide en la función sexual.
Presenta las mismas características que la adolescencia, aunque el proceso es inverso:  en ella el organismo humano, comandado por el trabajo hormonal, modifica las funciones fisiológicas de los órganos reproductores. También implica cambios en el aparato psíquico y modificaciones en la inserción social. Pero en la adolescencia todas las áreas mencionadas  responden al mandato de desarrollo e inicio de la función sexual.
En el caso del climaterio, ese mismo mandato indica el declive o declinación de las funciones sexuales y reproductivas. En la mujer, especialmente al final del proceso de menopausia, queda abolida la posibilidad de reproducción, mientras que en el varón, aunque disminuída, se conserva hasta el final de la vida.  
Por ello en la mujer esa etapa se denomina menopausia, pues indica que ha  terminado el período de fertilidad. En el hombre este proceso no tiene nombre científico, ya que conserva su capacidad de procrear.
Con respecto a la mujer, se suele interpretar que la menopausia es una crisis que debe atravesar. Hay autores que ven  la crisis psicológica que acompaña al climaterio como inevitable; pero  hay otros que sostienen  que  es simplemente otra fase del desarrollo y nos muestran que los cambios biológicos estimulan procesos psicológicos  capaces de llevarla a un mejor dominio de estas dificultades y a una adaptación saludable a la nueva etapa.
Habitualmente aparece una situación conocida como el "síndrome del nido vacío", la que podríamos describir como  sentimientos de abandono y dolor que generan el vacío que producen los hijos cuando éstos se alejan del hogar. Es una conflictiva que culturalmente afecta más a la mujer que al hombre.
Psicológicamente tiene varios aspectos interesantes a considerar. En primer lugar, es una pérdida y por lo tanto una situación de duelo para elaborar. Realmente se produce un vacío, ya no hay de quien ocuparse de la manera que se lo hacía puesto que la independencia de los hijos hace que ya no dependan tanto. Las que han centrado  toda su actividad en la función maternal, se sienten inútiles y terminadas; a veces intentan inconscientmente prolongar este estado de dependencia para no vivenciar esta sensación. Son las  que nunca creen que sus hijos están lo suficientemente crecidos como para volar del nido.
En realidad el duelo más importante de esta etapa es elaborar la imposibilidad de la procreación. Lo que ocurre  es que muchas mujeres temen o no quieren envejecer ya que la fantasía es que mientras se tenga la posibilidad de engendrar, se es joven. Nuestra cultura no ayuda a elaborar adecuadamente esta fantasía ya que idolatramos la belleza y la juventud y desvalorizamos  la madurez y la vejez. Utilizar todos los recursos de la ciencia para retrasar ilusoriamente el paso del tiempo (cirugías estéticas, gimnasia, cosmetología, etc.) puede transformarse en una verdadera obsesión y encubrir el conflicto latente. La mayoría de los autores coinciden en asegurar que  las mujeres con intereses limitados verán derrumbarse su vida. Algunas tendrán conductas de hipocondría o de somatización  por el mismo motivo. En cambio, las que tengan sus propias actividades vivirán la menopausia con menos conflictos.
El climaterio en el hombre puede significar una etapa de inseguridades, de temores o de dudas, de un balance de lo hecho y por hacer. Si este balance resulta negativo puede ocurrir que el efecto sea una sensación de menoscabo que puede afectar su vida sexual. En muchos varones se observa un enlentecimiento de su potencia sexual, una menor frecuencia o deseo de las mismas, lo que suele producir sentimientos de autodesvalorización sexual. Algunos varones pueden presentar dificultades con su erección, debido a la edad o a problemas de salud que afectan esta función sexual.
Afortunadamente la creencia de que el amor y  la sexualidad  son patrimonio exclusivo de la juventud, ya está quedando atrás. Los estudios realizados en Sexología demuestran que no existe un cese de la sexualidad en el climaterio, especialmente en el caso de la mujer. Muy por el contrario, es en esta etapa donde las ventajas son para ella, ya que el hombre puede ver declinar su potencia erectiva por el proceso de envejecimiento que no afecta la capacidad de goce de la mujer, sino todo lo contrario.
Se puede presentar alguna dificultad por la disminución del nivel estrogénico, lo que puede causar sequedad vaginal, dificultando el coito. En  algunas mujeres se manifiesta  una disminución  del  deseo  sexual,  por  la  misma causa. Otras mujeres  manifiestan sentir mayor placer o ver incrementada su líbido. En estos casos,suele ocurrir que habiendo desaparecido el miedo a un embarazo, las relaciones sexuales son vividas con mayor libertad.
Otro factor que incide en este fenómeno es que a medida que transcurre el tiempo muchas mujeres manifiestan sentirse más dueñas de su goce porque van perdiendo los prejuicios con los que han sido educadas. La partida de los hijos en otros casos tiene un efecto afrodisíaco ya que los lazos de la pareja se consolidan al sentirse más dueños de su tiempo y del espacio físico. No es extraño tampoco que algunas mujeres en esta época tengan un amante como una manera de probarse a sí mismas que continúan siendo atractivas y deseables.
En otros casos, la rutina y el aburrimiento de la relación empobrecen la vida sexual de la pareja. Es habitual observar matrimonios donde los dos están atravesando la misma etapa y las dificultades de la comunicación hacen que cada uno la sufra en silencio, negando la posibilidad de un acercamiento emocional que beneficiaría a ambos. Es la etapa de la vida de una pareja en que debemos apelar a la creatividad y la comunicación para enriquecer y fortalecer no solamente la sexualidad, sino el vínculo amoroso. 
Para finalizar, me parece importante comunicar una experiencia constante observada en el tratamiento de mujeres en psicoterapia: las mujeres que han disfrutado de una sexualidad placentera durante toda su vida no presentan dificultades sexuales en la menopausia; en cambio aquellas que han tenido conflictos con la sexualidad en etapas anteriores o con sus vínculos psicoafectivos serán las que presenten todos o algunos de los síntomas mencionados y que incrementen estas dificultades con la vida sexual.

Leer 4448 veces
IES

Email Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Más en esta categoría: ¡Hola Menopausia! »

Deja un comentario

Facebook MySpace Twitter Google Bookmarks 


Novedades

  • ESCUCHANOS LOS MARTES POR LA MAÑANA EN "MARDEL DIRECTO" TV CANAL 8 En su columna televisiva habitual la Lic. Bartolucci desarrolla diversos temas acerca de la sexualidad humana.    
  • PROGRAMA HABLEMOS DE SEXUALIDAD 2014 Invitamos a la comunidad en general a los Talleres de Sexualidad que realizaremos en diversos Centros de Jubilados y Pensionados de nuestra ciudad. Inicio: Miérco

Información de Interes